Brafa
sportmagister Contacto sportmagister  Twitter sportmagister Español | Català | English
BUSCADOR >>>
Estás en >>> Inicio >>> Información >>> Entrevistas
>>>> Javier Rodríguez: “Enfrentarte a un proyecto con ilusión, cada día, te permite rendir por encima de lo esperado en los momentos difíciles”
08/06/2008
El fútbol sala ha vivido una gran explosión en la última década. Su popularidad en España es tal que se ha convertido hasta en elemento de promoción del mismo fútbol 11, pues casi tantos niños practican actualmente el fútbol 5 contra 5 como el convencional. Uno de los grandes responsables es Javi Rodríguez. Nacido en Santa Coloma, cuna del fútbol sala, Rodríguez ha dado todo por este deporte, llegando hasta a capitanear la Selección de España, con la que ha ganado dos Campeonatos del Mundo.

Hoy en día muchos niños españoles se dedican al fútbol sala, pero cuando tú eras pequeño no pasaba así.
No, de hecho, yo comencé en el fútbol 11, como cualquier niño. A los 16 se me presentó mi gran decisión: me ofrecieron pasarme al fútbol sala y “fichar”, obviamente sin cobrar, para jugar en Sant Andreu. Hoy no se mueve tanto dinero en el fútbol sala como en el fútbol 11, pero en aquel entonces no se movía prácticamente nada.

La decisión fue la adecuada
Sí, desde que realicé el cambio, todo me salió a pedir de boca. Me llamó el Industrias García (hoy Marfil Santa Coloma), un club muy potente y específico de fútbol sala, que ha trabajado por este deporte y lo ha arraigado en esta población cercana a Barcelona, que es de hecho la ciudad que me vio nacer.

¿Cómo es que en Santa Coloma el fútbol sala es el deporte número 1, incluso por delante del fútbol convencional?
Creo que se le debe a este club y al trabajo que ha realizado. Siempre, tanto los niños como los más mayores, desean tener un equipo al cual seguir, un equipo que pueda ganar títulos y sea una referencia. El Industrias García lo fue, llegando hasta a disputar una final española. Esto caló muy hondo en la gente y, desde entonces, los niños de allí sólo quieren jugar a fútbol sala, un deporte que, además, se adapta más con una ciudad como Santa Coloma, pues no se necesita el espacio del fútbol 11. Ahora, el equipo está en la División de Plata, pero esperemos que vuelva pronto a la máxima categoría.

Volviendo a tu historia, pasaste al Playas de Castellón, donde destacaste como uno de los mejores jugadores de la liga.
Fue duro dejar Santa Coloma, pero el Playas de Castellón tenía un proyecto que levantar y pensaron que yo les podía ayudar –justo como el Barça ahora-. Las cosas funcionaron a las mil maravillas. Con el Playas pude ganar dos ligas y tres Copas de Europa, además de ser elegido Mejor Jugador de la Liga.

Vestir la camiseta de la Selección Española debió ser todo un honor.
Por supuesto y además he tenido la oportunidad de jugar con ella en torneos de gran altura. La trayectoria de nuestra selección ha sido muy buena, pues se ha trabajado muy duro, pensando siempre en el largo plazo y no en la inmediatez. Brasil ha sido nuestro gran rival y no nos vinimos abajo por no poder ganarle en el Mundial del 96. En Guatemala, nos proclamamos campeones en el 2000 y luego repetimos en China, en el 2004. A nivel europeo, tenemos una clara hegemonía, habiendo conquistado tres campeonatos continentales, incluyendo el último ante Italia a finales del año pasado.

¿Ser capitán de la selección significa ser el referente del equipo?
En absoluto. Yo esto me lo tomo de forma sencilla. En la selección soy uno más. El capitán simplemente es quien más veces ha vestido la camiseta nacional y por eso lo fui yo en el último europeo, porque ya llevo 13 años representando a España.

¿Cuáles han sido tus principales logros personales con la selección?
Destacaría dos por encima de los demás. Tuve la suerte de marcar el gol de la victoria contra Brasil en la final de Guatemala en el Mundial de 2000. En 2004, tras el campeonato de China, fui elegido Segundo Mejor Jugador del Mundo, todo un honor habiendo futbolistas tan destacados en la selección brasileña, en la italiana o en el mismo equipo español.

Perfil

Javier Rodríguez Nebreda nació el 26 de marzo de 1974 en Santa Coloma de Gramanet, una ciudad situada en las afueras de Barcelona, colindante con San Adrián y Badalona. Mide 1,78 metros y pesa 78 kilogramos. Fichó por el Fútbol Club Barcelona hace dos temporadas, con el claro objetivo de relanzar la sección de fútbol sala. Desde su llegada, el Barça se ha consolidado como uno de los equipos punteros de la liga española, la más fuerte del mundo. Esta campaña, los azulgranas se plantaron en las semifinales, de las que fueron apeados por el prestigioso club madrileño Interviú Fadesa.
Javi Rodríguez, que juega en la pista como ala ofensiva y también puede desempeñar la demarcación de pívot, destacó en el fútbol sala jugando en la categoría Primera A –hoy División de Plata- donde lo vino a buscar el Industrias García de su ciudad natal. Allí comenzó una trayectoria ascendente imparable que remató con el fichaje por el Playas de Castellón, al que llevó a ganar dos ligas españolas y tres títulos continentales.
Javi Rodríguez es capitán y  referente de una selección española que brilla en este deporte más que en ningún otro. Con ella, el jugador del Barça ha conquistado dos títulos mundiales, en Guatemala (2000) y China (2004).

 

 

 

 

 

Hablemos del fútbol sala, ¿podríamos decir que está de moda en España?
No sabría decirlo, lo que sí está claro es que el fútbol 11 vende más y nosotros no estamos tan reconocidos como las estrellas que triunfan en una liga en la que juegan el Barça (aunque también hay de fútbol sala) o el Real Madrid. Sí que hemos experimentando un aumento constante en popularidad desde que se ganó la Copa del Mundo de 2000. Ahora, contamos con la liga más competitiva y mejor del mundo.

Quizá no seas tan reconocido, pero sé que en Japón eres todo un ídolo
Bueno, he estado en ese maravilloso país cuatro veces. Allí siguen mucho todo el deporte europeo, incluido el fútbol sala, y por eso los aficionados saben perfectamente quién soy y conocen mi trayectoria.

¿Qué debe aprender el fútbol 11 del fútbol sala?
Para empezar, pienso que los partidos son más vivos y que debes estar más concentrado, especialmente en el aspecto defensivo, porque el resultado puede cambiar en cualquier momento. No vale especular y eso es bueno para los aficionados. En cuanto a valores, creo que al fútbol 11 no le vendría nada mal tomar algo de nuestra humildad. Al haber sólo cinco jugadores en la pista, el fútbol sala te obliga a trabajar duro en todo momento y a hacerlo de forma humilde. De lo contrario, es imposible que puedas sobrevivir mucho tiempo en este deporte.

A nivel personal, ¿qué valores son los que te han conducido al éxito?
Yo destacaría por encima de todo mis ganas de superación, cosa que va bastante ligada al trabajo. Si tienes ganas de mejorar, entonces te esfuerzas y luchas. También fue importante cierta dosis de audacia. Moverme a Castellón, en la época en que lo hice, fue una decisión de grandes dimensiones, pero creí en mí mismo y las cosas funcionaron. Otro aspecto sin el que los dos anteriores –ganas de superarse y esfuerzo- no hubieran sido posibles, es la ilusión. El hacer las cosas y enfrentarte a un proyecto con ilusión, cada día, te permite rendir por encima de lo esperado en los momentos difíciles y sacar las cosas adelante.

Para acabar, no debe ser fácil jugar en el Barça pero no hacerlo en el Nou Camp.
A mí el Barcelona me llamó con una misión concreta: querían hacer grande esta sección, la de fútbol sala. No han escatimado en nada. Han realizado buenos fichajes hasta tener una plantilla potente. Me dije: “Si pude conseguirlo en Castellón, ¿por qué aquí no?”. De momento, las cosas están saliendo. En dos años ya nos hemos metido en la elite de la competición, veremos qué nos depara el tercero.

 

 

 

 

 

 

 

RAFA CERVERA

Otros apartados relacionados:

banner San Filipo

Boletín

    Sportmagister

      Educación de valores a través del deporte | Fundación Brafa 2018 | | Crèdits